UVC – AirSafe UV

UVC – Luz Ultravioleta – Tecnología Eficaz para la Desinfección

Durante más de 100 años, se ha sabido que los rayos UV-C tienen un efecto destructivo sobre la vida microbiana que prospera bien en ambientes cerrados y húmedos. La radiación ultravioleta se descubrió en 1801 cuando el físico alemán Johann Wilhelm Ritter observó que los rayos invisibles más allá del extremo violeta del espectro visible oscurecían el papel empapado en cloruro de plata más rápidamente que la propia luz violeta.

En 1878 se descubrió el efecto esterilizante de la luz de longitud de onda corta al matar bacterias. En 1903 se sabía que las longitudes de onda más efectivas estaban alrededor de 250 nm, gracias a Sr. Niels Finsen, quien recibió el Premio Nobel de Medicina y Fisiología por su contribución al tratamiento de la tuberculosis, en particular con luz UV-C. En 1960, se estableció el efecto de la radiación ultravioleta sobre el ADN.

Su utilización ha permitido proteger la salud humana mediante la desinfección de aire, agua y superficies, evitando que las personas se contaminen.

¿Quiere saber más sobre cómo utilizar la luz UV-C en su empresa? 

Favor tome contacto con Quioz Latin America Ltda. a ventas@quioz.com y podremos ayudarle con dudas y o consultas.



¿Qué es Luz Ultravioleta – UVC?

La luz ultravioleta (UV) es una serie de frecuencias de luz que son en su mayoría invisibles para el ojo humano. La UV-C es el tipo de radiación ultravioleta que se sitúa en un intervalo de longitudes de onda de 280 a 100 nanómetros (nm). La mayoría de las personas han oído hablar de los peligros de la exposición a la UV-A (400 a 315 nm) y a la UV-B (315 a 280 nm) procedente del sol o de las camas solares. La radiación UV-C, también producida por el sol, es la longitud de onda ultravioleta más corta y se filtra casi por completo al pasar por la atmósfera, antes de llegar a la superficie terrestre. Por tanto, las personas están muy poco o nada expuestas a ella de manera natural, lo cual es bueno. Cuanto más corta es la longitud de onda, más impacto podría tener la radiación ultravioleta en la salud humana. La banda UV-C tienen un alto poder germicida que es eficaz para matar bacterias porque su longitud de onda corta puede penetrar las paredes celulares de los microorganismos. Debido a que los UV-C se filtran fuera de la atmósfera terrestre, los microbios no tienen defensa contra ellos.

La generación artificial de la luz UV se logra mediante la utilización de una lámpara de cuarzo que contiene gas de mercurio en su interior. Cuando se genera una corriente eléctrica entre los polos de la lámpara, se produce una ionización provocando que los átomos del gas incrementen sustancialmente su energía; así mismo el calor producido incrementa la presión del gas y la mayor excitación de electrones haciendo que estos salten y se desplacen en diferentes líneas de longitud de onda, hasta el punto de convertirlos en fotones de luz. Esta energía de fotones que se irradia en forma de luz es la que actúa como germicida, eliminando microorganismos aerotransportados cuando estos son atravesados por la onda de luz al penetrar en la pared que protege la información genética del microorganismo, dañando así su estructura.


¿Por qué se utilizar la UV-C lámparas?

La UV-C producida artificialmente se ha utilizado con éxito como germicida y bactericida durante décadas. Puede destruir microorganismos, como bacterias, virus y otros patógenos, o impedir su desarrollo, proporciona una alternativa sin sustancias químicas a otros métodos de desinfección. Debido a su efectividad y a sus ventajas, la UV-C se está utilizando en una gama de aplicaciones cada vez mayor.

Aplicaciones:

Existen distintas aplicaciones de la Luz Ultravioleta (UV-C):

  • Como germicida en los sistemas de HVAC, para mejorar la calidad de aire interior de los ambientes en edificios, eliminar la carga bacteriana del aire en los procesos de industria alimenticia y bebidas, controlar la contaminación en centros de salud, entre otras.
  • Para la desinfección en estaciones depuradoras de aguas residuales
  • Salas de laboratorios
  • Sistemas de aire acondicionado
  • Distintas etapas de los procesos industriales de alimentos y bebidas.
  • La UV-C también se utiliza en entornos médicos y hospitalarios para la esterilización de instrumentos, superficies de trabajo y aire.



Contáctese con nuestro Departamento de Ventas vía Email a ventas@quioz.com para más información sobre nuestros productos