Beneficios de Microburbujas

Luego de pruebas en terreno, hemos llevado la tecnología de micro burbujas a un nuevo nivel. La bomba microburbujas de Quioz, genera microburbujas con tamaños de 20 micras o menor en un ambiente de presión negativa. Esto es más de 500 millones de microburbujas por pie cúbico, lo que se traduce en más de 500 pies cuadrados de área de superficie de las moléculas de oxígeno. Con esta fuente de producción de oxígeno, que es densa y de larga duración, el volumen de bacterias saludables aumentará, y resultará en una eliminación súper eficiente de los productos de desecho y los malos olores.

La bomba microburbujas de Quioz genera en el agua microburbujas sin causar agitación excesiva, esto se logra mediante el uso de aire a baja presión, (sobre la base del principio del Movimiento Browniano, donde a presión reducida permite que las micro burbujas se dispersen por toda la masa de agua). La bomba microburbujas de Quioz produce una mayor transferencia de oxígeno el cual es imprescindible para la vida acuática. (Oxígeno disuelto)

Las microburbujas generadas con la bomba de Quioz dura más tiempo en el agua a una velocidad de transferencia de oxígeno mayor, mejorando las condiciones del agua de forma óptima.

Lo que hace la diferencia de la bomba microburbujas de Quioz a otros dispositivos de aireación está en el tamaño de las burbujas. Microburbujas son burbujas de gas en miniatura de menos de 20 micras de diámetro en agua.

Las burbujas micro, contienen oxígeno, que pueden permanecer en suspensión en el agua durante un periodo prolongado. Poco a poco, el gas dentro de las micro burbujas se disuelve en el agua y las burbujas desaparecen.

Estas microburbujas, siendo de tamaño extremadamente pequeño, se caracterizan por tener cargas eléctricas, capaces de atraer partículas suspendidas o flotando de manera muy eficiente. Esta particular propiedad ha sido excepcional en el tratamiento de lodos.

Para efectuar la descomposición bacteriana de material de desecho de aguas residuales, se realiza mediante uno de dos procesos básicos, ya sea, un proceso aeróbico o un proceso anaeróbico. El proceso aeróbico requiere oxígeno para que las bacterias sobrevivan y descompongan con éxito el material de desecho. Las bacterias aerobias necesitan un suministro constante de oxígeno para prosperar y requieren de reabastecimiento continuo de oxígeno disuelto.

Con la Bomba Micro burbujas de Quioz generamos constantemente oxígeno en el agua mejorando de manera muy eficiente cualquier planta de tratamiento, donde el nivel de oxigeno sea deficiente (plantas DAF o Riles).